Todos los medios de comunicación pueden tener más o menos vocación de informar, pero lo que realmente es común a todos es su afán por ganar dinero.

Hasta hace poco, su interés era tener poder, ahora sólo les interesa ganar dinero, porque al que realmente le interesamantener ese poder es al propio Estado.